Lo signos del zodiaco y su efectividad para unir personas



Mucho se ha hablado de los poderes que la mente posee cuando se desea tener algo para sí. Aunque esto sea algo difícil para algunas personas debemos decir que es lo que la mayoría de la gente practica sin necesariamente saberlo. Y es que el solo pensar en alguien hace que la energía que poseamos asista a una sola persona creando un espectro especial para que las energías del cosmos conspiren con resultados favorables. De esta manera, los signos del zodiaco se unen para confabular que las experiencias del amor se hagan realidad.

Se sabe que los signos del zodiaco son afines entre sí dependiendo de las diversas cuadraturas a las que una persona pertenezca; es decir, se debe tener en cuenta la fecha de nacimiento, esto es primordial, y se puede ver explícitamente en las cartas astrales.

Si existe una buena afinidad de fechas entre dos personas, se debe saber que es más sencillo que una relación sentimental crezca de manera rápida. Junto a ello vienen algunos factores expresados en las personas como la compresión, el entendimiento etc.

Pero debemos decir que el factor zodiacal también es usado dentro de los parámetros de las lecturas del tarot, ya que para entender como nos irá en el futuro debemos saber a qué signo zodiacal pertenece la persona que consulta su futuro. Esto abrirá un camino para que el tarotista pueda saber a qué persona se enfrenta.

Otra de las maneras es realizando los conocidos conjuros caseros donde la parte primordial del asunto se centra en la fotografía de la persona a la que quieres alcanzar. Esto, claro está, si se saben manejar bien los hechizos de amor.

Pero son verdaderamente efectivos los rituales que se realizan usando este arte milenario.

Se dice que los conjuros de amor nacieron hace miles de años, después de que el hombre entendiese que había necesidades que él mismo no podía cubrir. Así nacen los amarres de amor, desarrollados en días de luna llena y ejecutados en fechas especiales dependiendo el nacimiento zodiacal de la persona a quien se le realizaban los hechizos.

Una vez tomados los datos necesarios, los antiguos hechiceros ubicaban, mediante su poder y haciendo uso del zodiaco, la fecha verdadera en la que una persona podría ser susceptible a los rituales de amor.

No hace falta decir que el arte del ocultismo lleva muchos años con nosotros y que hasta hoy se han podido presenciar muchos cambios positivos que ayudan al ser humano.
Compartir en Google

Autor: Vai SWP

    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario